Estas en » Curro González » Archivo de Artículos » Noviembre 2007 » Tecnicas De Escalada En Hieo
martes 20 de noviembre de 2007, 07:54:12
Tecnicas de escalada en hieo
Tipo de Entrada: ARTICULO | 1 Comentarios | 12581 visitas











 TÉCNICAS DE 
 ESCALADA EN HIELO

Por Curro González

A medida que nos aproximamos a la vertical, llega un momento en el que resulta imposible permanecer en equilibrio sobre las puntas delanteras de nuestros crampones.
Para seguir progresando, y poder mantener el equilibrio, necesitamos disponer del al menos tres puntos de apoyo, así como un cuarto punto de apoyo que desplazamos para poder progresar. Esta es la llamada técnica de piolet tracción.
La técnica básica de progresión en escalada en hielo es natural y sencilla de aprender, pero dominar esta técnica no nos garantiza total seguridad. La escalada en hielo vertical, está compuesta por un conjunto de astucias, donde el conocimiento del terreno, del material y su aplicación, así como de las posibilidades y recursos de cada individuo, son más importantes que la técnica en si misma.

Secuencia básica de ascenso
Para empezar planta tus dos piolets a una altura cómoda, lo suficientemente separados como para que no haya peligro de que el hielo se fracture entre ambos, y preferentemente en un lugar separado del eje de tu cuerpo, para evitar impactos de hielo. Cuélgate de ellos con los brazos extendidos, dejando que las dragoneras sujeten el talón de la mano de tal modo que no necesites demasiada fuerza para agarrarte al mango del piolet (foto 1). Así colgado, eleva los pies sobre el hielo hasta estar un poco agazapado (foto 2). Los pies una vez cramponeados en el hielo, es mejor que mantengan los talones bajos, así crearemos un efecto trípode entre la punta anterior y la segunda fila de puntas dirigidas hacia delante, proporcionando más estabilidad (foto 3).
Esta sería la posición básica, con los brazos estirados, piernas ligeramente flexionadas, y estabilizado con los dos pies a la misma altura (foto 4).
A continuación mira hacia arriba y elige el punto exacto donde vas ha realizar el próximo anclaje. Desclava un piolet, y centra todo tu peso en el otro, así evitaremos desequilibrarnos hacia un lado mientras desclavamos el piolet. En el instante en que la hoja del piolet penetra en el hielo  valora la solidez y fiabilidad del anclaje e instantáneamente carga peso sobre él con el brazo estirado. De ese modo quedarás en la posición adecuada para extraer y recolocar la otra herramienta.
Como al principio, centra tu peso sobre el piolet que has colocado arriba, elige un emplazamiento para el otro y clávalo a una altura similar para completar la secuencia. Estira y relaja también este brazo. 
Para empezar la escalada de una pared de hielo homogénea, puedes emplear secuencias repetitivas como la que hemos visto anteriormente, pero la disposición de la pared puede hacer que necesites movimientos inesperados y complejos, que te hagan improvisar a cada paso.
Durante la escalada de un muro de hielo vertical nos encontraremos con múltiples relieves como carámbanos, canales, pilares, desplomes y otras formaciones que nos pueden dificultar la progresión (foto 5).
En estas condiciones de formaciones extrañas de hielo es necesario modificar la técnica básica adaptándola a cada situación. Para conseguir anclar el piolet lo más alto posible y con el mismo esfuerzo, necesitaremos llevar a cabo un bloqueo como el que efectuamos muchas veces en escalada en roca: en vez de bloquear con el brazo con el cuerpo de frente, giraremos el cuerpo hacia el brazo que nos sustenta, dejando este delante del pecho (foto 6). De esta forma conseguimos ganar altura sin excesivo esfuerzo por parte del brazo flexionado.
Cuando hay que superar un abombamiento la tendencia natural consiste en estirarse mucho y plantar las herramientas lo más lejos posible por encima del borde. Sin embargo, haciéndolo así es imposible verse los pies desde el momento en el que uno asoma por encima del techo. Y lo que es peor, tampoco es posible mantener los talones bajos.
La solución pasa por anclar los piolets justo encima del desplome, equilibrarse e ir subiendo los pies hasta tenerlos por encima del borde.
Sobre hielo de muy poco espesor deberemos extremar las precauciones y tratarlo con suma delicadeza si no queremos tener un susto. El hielo fino puede ser duradero y estar bien adherido a la roca, o podrido y poco soldado.
Para progresar sobre este hielo deberemos picar cuidadosamente pequeños anclajes para el piolet, en lugar de tratar de plantarlo con un fuerte golpe. Si el hielo no es vertical bastará con rascar hacia abajo con la hoja del piolet hasta que empiece agarrar, para más tarde cargarlo con un poco de confianza.
En todos estos casos es importante no aplicar sobre el mango del piolet ninguna fuerza hacia fuera, directamente traccionaremos de ellos hacia abajo.
Para la colocación de los pies utilizaremos las mismas muescas que hemos utilizado anteriormente para los piolets.

Colocación de tornillos de hielo
Si no estamos acostumbrados, la colocación de un tornillo puede suponer derrochar toda nuestra fuerza. Sobretodo si el terreno es vertical, ya que la destreza y sobre todo la técnica, juegan un papel muy importante.
Lo más aconsejable a la hora de iniciar la escalada es planificar donde vas a emplazar los seguros, intentando aprovechar los sitios más cómodos para colocarlos. Hay que ser previsor, y detenerte antes de estar pillado en un pasaje difícil.
Con el brazo extendido nos colgaremos de una herramienta bien colocada, mientras con la otra vamos colocando el tornillo (foto 7). Iremos roscando la pieza, bien en un orificio de iniciación previamente marcado con nuestro piolet, o simplemente sin él, en un lugar más o menos homogéneo, a ser posible  a la altura de la cadera (foto 8).
Si te hace falta usar las dos manos para colocar un tornillo, trata de introducir el antebrazo en la dragonera hasta el codo, así podrás sujetar el tornillo mientras lo rosca con la otra. También podemos optar por anclarnos a una o a las dos herramientas con un cabo de anclaje atado a nuestro arnés (foto 9). Esta técnica es útil en situaciones de emergencia, como cuando se te rompe la hoja de un piolet, o se te aflojan los crampones, o cuando simplemente tienes que reposar.

Escalada de segundo de cuerda
La técnica gestual utilizada por el segundo de cuerda es exactamente igual que la utilizada para progresar de primero. Si queremos ahorrar fuerzas podemos utilizar, para nuestros piolets y crampones, los agujeros dejados por nuestro compañero. Así evitaremos golpear el hielo, gancheando nuestras herramientas en estos agujeros ganaremos tiempo y esfuerzo.
Al escalar de segundo, la cuerda que llevas ante ti corre un frecuente peligro, ya que corremos el riesgo de golpearla al clavar nuestro piolet (foto 10). Cuando preveas clavar una herramienta en sus proximidades, utiliza el pico de la otra herramienta para apartar la cuerda de en medio y mantenerla a un lado, donde no corra peligro.
Otro problema frecuente, a la hora de escalar de segundo de cuerda, es el riesgo de pérdida de nuestro piolet, al tensarse la cuerda que llevamos por arriba. Debemos tener cuidado a la hora de extraer el tornillo de hielo, ya que es el momento donde se puede producir.
Para extraer un tornillo utilizaremos la misma técnica que para ponerlos, tomando la precaución de limpiarlos de hielo, dando unos pequeños golpecitos en el ojo del tornillo. Así evitaremos que el tornillo quede inutilizado al congelarse el hielo que hay en su interior.

En los últimos años la tendencia en la escalada en hielo pasa por la utilización de piolets sin dragonera, con mangos en forma de “asa” o soportes junto al regatón para que repose la mano. Una vez superada la inseguridad que te da progresar sin dragoneras, podemos descubrir una infinidad de variantes sobre la “técnica clásica”, cambios de manos, juntar manos, bloqueos altos en el mago del piolet, etc.

 

 


1 Comentarios
Enviado por Waltert el martes 27 de noviembre de 2007

“Interesante”


Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook