miércoles 20 de mayo de 2009, 10:47:58

Tipo de Entrada: ARTICULO | 11 Comentarios | 30400 visitas

TÉCNICA DE ESCALADA. RÁPEL

Por Curro González

Todo el mundo que practique la escalada, incluso algunos que no la practiquen, están familiarizados con la palabra rápel. Se podría definir el rápel, como la técnica de descenso de una pared mediante una maniobra específica de cuerda en doble.
Esta técnica en la gran mayoría de las escalada es utilizada para descender, pero hay quién la practica por el mero echo de divertirse, incluso podemos ver esta maniobra introducida en otras modalidades deportivas.
El rápel es una maniobra sencilla, repetitiva y conocida, pero potencialmente muy peligrosa y causante de muchos accidentes, ya que se pueden cometer muchos errores, sobre todo cuando la realizamos con prisas.
Como todas las técnicas de escalada, el rápel, ha evolucionado a lo largo de los años. Se considera que desciende por vez primera por una cuerda J.-É. Charlet en el Petit Dru en 1879.
Antaño se realizaba mediante el rozamiento de la cuerda por el cuerpo del escalador, llamado rápel <dülfer>. En nuestro país este método se llama a la española : se pasa la cuerda por entre las piernas por debajo del muslo, cruza en diagonal el pecho, atraviesa por encima del hombro y sale por la mano opuesta. Este sistema se sustituyó haciendo pasar aquélla por un mosquetón sujeto a una gaza a modo de braguero, llamado rápel <comici>. Desde los años setenta, se reemplaza al mosquetón por el ocho u otros descendedores.
Para conocer y mejorar la seguridad en la maniobra del rápel, vamos a ver a continuación, diferentes temas relacionados con esta técnica.

    Foto 1 y 2

ANCLAJES
Generalmente la instalación de un rápel necesita un mínimo de dos anclajes, dependiendo de la resistencia de estos, ya que en algunas ocasiones podemos llegar a utilizar tan sólo uno (anclajes que nos den una confianza 100%) (foto 1), o incluso tres o más (anclajes dudosos o deteriorados) (foto 2). A la hora de una elección correcta, juega un importante papel el sentido común y la experiencia del escalador.
En las instalaciones que encontremos ya montadas hay que desconfiar de los cordinos, ya que pueden estar dañados o quemados, por la fricción que ejerce la propia cuerda sobre estos, al ser recuperada.
En vías equipadas normalmente encontraremos rápeles equipados con anclajes sólidos, componiéndose básicamente de dos anclajes fijos con anillas (foto 3).

 

UNIÓN DE CUERDAS
Hemos definido anteriormente el rápel, como la técnica de descenso de una pared mediante una maniobra específica de cuerda en doble. Pero muchas veces la longitud de la cuerda doblada por la mitad no es suficiente, teniendo que unir dos cuerdas con un nudo para poder aprovechar toda su longitud.
Podemos realizar diferentes nudos de unión, unos más resistentes, otros más fáciles de deshacer, otros que no se atascan,..

- Ocho enfrentado (secuencia 4)
Es un nudo muy polivalente, usado como nudo de encordamiento o nudo de unión. Se muestra muy resistente, seguro y fácil de revisar visualmente. Puede llegar a dar problemas al deshacerlo cuando las cuerdas están mojadas, y en algunas ocasiones, se atasca con facilidad, al recuperar la cuerda.
Para realizarlo deberemos hacer en el extremo de una de las cuerdas un ocho simple a un metro, más o menos del final (foto 4.1).

A continuación enfrentamos los dos extremos de las cuerdas (foto 4.2) y reseguimos el dibujo del ocho de la cuerda (foto 4.3 y 4.4). Es importante que al finalizar el nudo los extremos sobrantes sean generosos, aproximadamente el doble del nudo.


 

- Nudo plano con sobrenudo de seguridad (secuencia 5)
La ventaja de este nudo sobre los demás es que se afloja con facilidad después de haber soportado grandes cargas, incluso se deshace bien cundo las cuerdas están mojadas o heladas.
La desventaja de este nudo es que si no tomamos precauciones, se puede deshacer con facilidad. Este nudo siempre tiene que tener los cabos rematados con un sobrenudo de seguridad.

 

  

 

- Gaza simple por seno (secuencia 6)
Es un nudo simple y fácil de realizar, el gran problema es deshacerlo si ha recibido tensión. Sin embargo es un nudo muy utilizado, ya que al recuperar la cuerda se posiciona perpendicular a la superficie (repisas, aristas, grietas,..) favoreciendo el deslizamiento y evitando el atascamiento.
Es importante en este nudo dejar los cabos sobrantes bien largos y apretar bien el nudo antes de usarlo.

            

DINÁMICA DEL RÁPEL
Durante la preparación del rápel permanecemos desencordados y autoasegurados mediante el cabo de anclaje (lo ideal serían dos) a la instalación. El extremo de una de las cuerdas la pasaremos por los anclajes, uniéndola mediante cualquiera de los nudos vistos anteriormente, a la otra (foto 7). Para lanzar la cuerda, esta, debe estar recogida en anillos ordenados. Así se desenrollará con mayor facilidad a la hora de lanzarla y evitaremos que se nos líe.

                  
En el caso de rapelar con una cuerda sola, debemos asegurarnos que el centro se encuentra entre los anclajes de la instalación (foto 8). Si el centro no esta marcado, hay que asegurarse que los dos extremos tienen la misma longitud.

 
Si tenemos dudas de que las cuerdas no llegan hasta el suelo o hasta la siguiente instalación es conveniente realizar en los extremos unos nudos (foto 9) para evitar un despiste al bajar.

                 
En el caso de tener que enlazar varios rápeles, al llegar a la siguiente instalación nos anclaremos con nuestro cabo de anclaje antes de soltar el descensor. Pasaremos el extremo de la cuerda en donde se encuentre el nudo por los anclajes, y tiraremos de esta hasta que el nudo llegue a donde nos encontramos. De esta manera, la cuerda del nudo ira bajando lentamente a medida que tiramos de ella, mientras que el resto, caerá desde arriba cuando el nudo choque en la instalación donde nos encontramos.
En el caso de una sola cuerda, pasaremos cualquiera de los cabos por la instalación y tiraremos  de él hasta que el centro se encuentre donde estamos.

ASEGURAMIENTO EN RÁPEL
Antes de comenzar el descenso deberíamos autoasegurarnos a las cuerdas con algún sistema autobloqueante, como el machard de dos senos (secuencia 10).  

                 

De esta manera evitaremos algún susto, y podremos solucionar algunos problemas que nos surjan en el descenso (líos de cuerdas, dudas  a la hora de encontrar la siguiente instalación, etc.)
El autobloqueante se coloca en las cuerdas por debajo del descensor y se une al arnés, bien al anillo ventral o a las perneras del arnés.
Si optamos por unir el autobloqueante al anillo ventral, para evitar que tropiece el nudo con el descensor, o se enrede en el mismo, podemos alejar el descensor del arnés mediante una cinta (foto 11).

                                 

En el caso de utilizar la pernera del arnés el descensor iría directamente al anillo ventral (foto 12).
El machar de dos senos se desbloquea con gran facilidad, ya que al parar, este sustituye a la mano e impide el deslizamiento, pero nuestro peso sigue recayendo sobre el descensor. Durante el descenso una mano se coloca deslizando el nudo autobloqueante, impidiendo así que se bloquee cuando no lo necesitamos.

                    

En ocasiones un despiste hace que perdamos el descensor en las maniobras del rápel, encontrándonos en una situación, a parte de ridícula, comprometida.
El Nudo dinámico (podéis encontrar más información sobre este nudo en mi blog), el nudo de fortuna que todo escalador debería saber, es quién nos puede sacar de este problema. Este nudo es polivalente, sencillo y seguro, y lo podemos utilizar tanto en maniobras complicadas, como asegurador o descensor improvisado.

 

 


11 Comentarios
Enviado por Paq el miércoles 20 de mayo de 2009

“Buen artículo, pero no se rapela necesariamente en doble. En escalada es lo normal, pero en otras disciplinas no se hace necesariamente en doble.”
Enviado por Lukyluk el miércoles 20 de mayo de 2009

“Considero que es un buen artículo, y como se comenta el rapel es lo más peligroso después de una escalada, o duante la ascensión, hay vías que necesitan algún rapel para seguir ascendiendo, en fin, que mucho ojo.
Respecto a si se rapela en doble, pues...por norma las cuerdas se recuperan y lo más sencillo es que se pongan dobles para el rapel, y sea una misma cuerda(si dan los metros) o dos. Hay un sistema, y no se si existen más, que se puede rapelar en simple y recuperar la cuerda luego, yo no lo he practicado jamás,(sea el caso de que solo se lleva una cuerda y el rapel supera los metros cuando la ponemos doble).O en caso de que alguien nos la eche luego desde arriba.....infinidad de ocasiones se rapela en simple(hay menos roce según el sistema de rapelador que usemos y esto se nota también).
Saludos”
Enviado por Curro Gonzalez el sábado 23 de mayo de 2009

“Efectivamente tienes razón Paq, en otras disciplinas se suele rapelar en simple, vamos con una cuerda solamente. Pero si nos centramos en la escalada, lo normal es rapelar en doble, a no ser, como comenta Lukyluk, utilices alguna maniobra de fortuna para rapelar en simple y más tarde recuperar la cuerda.
Como siempre, la opinión de todos hacen completar estos "artículos de opinión".
Gracias.”
Enviado por Justbaf el viernes 21 de agosto de 2009

“En caso de tener que enlazar varios rapeles es muy recomendable que el primero que llega a la estación de rapel asegure los cabos de la cuerda a esta antes de avisarle a su compañero que baje, de esta manera, si se desprendiese el rapel superior (por cualquier motivo) el que esta abajo no se queda sin cuerdas tirado en la pared..Saludos.”
Enviado por Recuba el martes 6 de octubre de 2009

“Yo quisiera aprender a hacer rapel pero no encuentro quien me enseñe, soy de Reus si alguien me puede ayudar que me diga algo mi tel: 696301555”
Enviado por Adrianbajo123 el domingo 21 de febrero de 2010

“Hola a todos, soy nuevo por aquí. Estoy muy interesado en aprender a hacer rapel, pero por desgracia en el lugar que vivo no hay ningún instructor que pueda enseñarme.¿ Alguien sabría algún contacto en Canarias (Tenerife) para que me enseñara a rapelar?. Si no es así.¿ Se puede aprender a distancia,solo o por medio de métodos o es demasiado peligroso?. Gracias de antemano.”
Enviado por José el sábado 29 de mayo de 2010

“Me ha encantado este artículo. Gracias por ponerlo a disposición de los montañeros. Un saludo a todos”
Enviado por Jorge Leclair el domingo 20 de junio de 2010

“Me puedes decir como hacer el anclaje fijo de la foto numero tres, estoy iniciando en el ascenso y el desenso y quiero saber cual es la mejor forma para hacer el anclaje, veo muy seguro el de la foto tres pero quiero saber como se hace, soy de Matagalpa, Nicaragua y en una parte aqui hay unas rocas impresionantes, te agradeceria la información”
Enviado por Rafa el jueves 11 de noviembre de 2010

“Hola amigos. Muy interesante el artículo y muy buenas imágenes, muy descriptivas y claras.
Leyendo los comentarios, he visto que el segundo, Luky Luk, dice que se puede rapelar por una sola cuerda simple, y después recuperar la cuerda. No sabía de la existencia de esa técnica, aun cuando llevo escalando 5 o 6 años.. ¿Alguien podria explicármela, o en su defecto recomendarme bibliografía o documentos que me solucionen la duda? Muchas gracias por adelantado”
Enviado por Gascon el miércoles 21 de diciembre de 2011

“Hola rafa, aqui te dejo un enlace en el que explican bien como hacer para bajar en simple y recuperar la cuerda, espero que sea de ayuda, un saludo.http://encorda2.com/2011/02/24/rapelar-de-cabo-y-recuperar-del-otro/”
Enviado por Carlos el viernes 3 de abril de 2015

“Creo que es todo correcto excepto la ultima maniobra donde te colocas el autobloqueante en la pernera. Esa es una maniobra muy peligrosa por que la misión del autobloqueante es la de poner un doble seguro en el caso de que el trabajo con el descensor falle. Por ejemplo si se te suelta la cuerda de la mano o tienes algún accidente donde pierdas el control sobre la cuerda inactiva (la de la mano).Te cae una piedra en la cabeza o una herramienta, rama, etc y quedas inconsciente o herido. Si esto ocurriera el resultado seria el volteo del cuerpo hacia abajo, quedarías vuelto hacia abajo, con una pierna enganchada del autobloqueante, e incluso se podría romper la cinta de la pernera del arnés, o al darte la vuelta salirse la pierna del arnés y caer al vacio. Enganchar los mosquetones de las perneras está talmente desaconsejado, incluso los fabricantes advierten del peligro de muerte que esto supone. El Nudo marchard debe ir siempre sujeto por un anillo de cinta alondrada uniendo el arco inferior de las perneras y el punto de encordamiento superior. El descensor va en el anillo central. Un saludo”


Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook