Estas en » Curro González » Archivo de reseñas » Escalada en roca » Escaladas En La Pedriza
Escalada en roca | Sistema Central - pedriza
escaladas en la pedriza
Tipo de Entrada: RESEÑA | 1 visitas

Os complemento el relato de la pedriza con un croquis de una de las vías más emblemáticas de la solitaria Cueva de la mora.


 

 

LA CUEVA DE LA MORA
“QUINTO MENGUANTE”

Por Curro González

 La vía empieza justo debajo de un diedro de media luna muy característico, en la entrada, nos puede servir como punto de referencia un espit, y un viejo buril con un cordino.
La escalada de este diedro resulta sorprendente, no sólo por la adherencia de su roca, a simple vista musgosa, sino por los agradecidos huecos que nos muestra la pequeña fisura de dedos del diedro.
La autoprotección será necesaria, ya que tan sólo encontramos un espit y un parabolt en todo el largo, pero la buena colocación de estos “seguros flotantes” esta casi asegurada, debido a la perfección de esta pequeña fisura.
Cuando el diedro termina, deberemos tomar una pequeña fisurita que asciende hacia la izquierda para buscar la reunión, en este lugar, si nos aseguramos, conviene poner una cinta exprés larga para evitar el roce. La dificultad de este largo de cuerda es de V+/6 a, y su longitud aproximada 30 metros.
Tras largos periodos de lluvia, este largo puede estar impracticable ya que chorrea agua por la fisura.
La reunión se monta en dos paraboles sin argolla. Desde aquí comenzamos el segundo largo por una larga placa de adherencia, los pasos difíciles están protegidos más o menos cerca (6 a), pero cuando salimos a terreno más fácil ( IV+), los seguros alejan muchísimo, conviene hacer este largo con el grado bien asentado. Tras 40 metros aproximadamente montamos reunión sobre dos paraboles con argollas.
El tercer largo sigue la tónica del segundo, aunque este sea más fácil (V+). Deberemos ir con tendencia a la derecha, a buscar una reunión con argollas que se divisa justo debajo de un escalón de roca. Otra opción es continuar por el cuarto largo de la vía”paciencia infinita” (V+), que cruza nuestro largo con una línea de paraboles, la reunión es común. La longitud en ambos casos es parecida, unos 30 metros.  
El último largo asciende el pequeño escalón que tenemos en frente (6 a), hasta llegar a una cómoda reunión con argollas a unos 20 metros.
El descenso lo podemos realizar andando y destrepando entre bloques por cualquiera de las vertientes de la pared, aunque lo normal es descender por la línea de rápeles ya montados. Hay que tener precaución en igualar los cabos, ya que los rápeles son casi a 30 metros.

APROXIMACIÓN

Existe varias  opciones para acercarnos a la base de la pared, todas ellas tomando como punto de partida el parking de Canto Cochino, a continuación vamos a explicar las dos más utilizadas:

 - Tomamos la “Autopista de la Pedriza”, esta parte a nuestra izquierda una vez cruzado el río. Aproximadamente a 30’, a la altura del Prado Peluca, nos volvemos a desviar hacia el refugio Giner de los Ríos, cruzando un pequeño puente de madera a nuestra derecha. Desde aquí tomamos un estrecho sendero ascendente, que parte detrás del refugio, hasta una pequeña pradera que hay justo debajo de la Cueva de la Mora.
Una vez aquí hay que prestar atención, ya que el camino se transforma en senda ascendente que parte a nuestra izquierda, en sentido de nuestra marcha.
La senda se divide en dos al poco de empezarla, deberemos tomar el sendero que parte a nuestra izquierda. Esta va ganando altura fuertemente, entre altas jaras y espeso bosque mediterráneo. Cuando este desaparece momentáneamente, en una especie de claro, ascenderemos en línea recta por unas placas tumbadas, dejando la senda, hasta la base de la pared. 1h 30’
 - La otra opción es algo más directa, hay que seguir el camino que va paralelo al río por su margen derecho, sentido ascendente. Nos desviaremos de este justo debajo del Rocódromo, a la altura de una poza en el río.
El camino esta bastante marcado, y nos deposita, tras 15’ de fuerte pendiente, en la pequeña pradera que hay debajo de la Cueva de la Mora. Desde aquí hay que tomar la misma senda que la opción anterior. 1h 15’


Primera ascensión: Antonio Castán, J. Díaz y José Luis Otero en 1983.

Dificultad: 6 a , M 2.

Horario: De 30’a 2 horas.

Material: Cintas Exprés, algunos friends pequeños y casco.

Más información en: http://currogonzalez.madteam.net/blog006358/relato_705/




Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook